martes, 18 de marzo de 2008

le Tibet




il y a cinquante-huit ans, le gouvernement chinois decida d'envahir un des refuges spirituels du monde. dans l'actualité seul le trente-cinq pour cent des habitants de ce pays est d'origine tibétaine. un millon cinq-cent mille personnes ont perdu la vie pour reconquérir l'indépendance.

pour les bouddhistes, la vie est sacrée et intouchable. pourtant, le 27 avril 1998, un ancien moine tibétain s'immolait publiquement à New Delhi.


Hace cincuenta y ocho años, el gobierno chino decidió la invasión de uno de los refugios espirituales del mundo. en la actualidad, sólo el treinta y cinco por ciento de la población de este país es de origen tibetano. un millón quinientas mil personas perdieron la vida para reconquistar la independencia.

para los budistas, la vida es sagrada e intocable. sin embargo, el 27 de abril de 1998, un antiguo monje tibetano se inmolaba públicamente en Nueva Delhi.

.

12 comentarios:

Kagahn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nan dijo...

Merci pour ces six minutes de paix

Lula May dijo...

La historia del Tíbet es tremenda. Dolorosa. Gracias por acercarnos hasta allí, Jin.

Lula.

p.d. No he podido terminar de ver el vídeo. Quizás sea una postura egoísta por mi parte pero me duele tanto dolor.

Trijnie dijo...

We all have to think off Tibet! Its so bad what happens there

ybris dijo...

Nunca he podido comprender el valor de la unidad territorial vestida de unidad nacional o patria.
Los que nos movemos creyendo en una ciudadanía universal nos sentimos tan a gusto en un país como en otro con tal de que exista un respeto mutuo.
Porque lo que cuentan son las personas.
Y su derecho a la autodeterminación.
En Tibet, en Kosovo, en Kurdistán y donde sea.

Besos.

Jin dijo...

aie, Nan, la paix, si difficile à trouver dans notre propre coeur... mais on continue de s'efforcer: 6 minutes de paix dans une journée c'est déjà un capital précieux! (continue de chercher dans Youtube, il y a de très bonnes vidéos avec des chants de Lama Gyurme) bisousbisous!

Lula, Trijnie, la historia del Tibet es tremendamente injusta y por eso tan dolorosa. lo que me molesta es que los tibetanos vean todos los días aplastados sus derechos a vivir donde siempre han vivido, según sus costumbres o creencias.
sé lo que dices, Ybris, y estoy de acuerdo contigo, podríamos hablar del concepto de "tierra" de los indios americanos, bellísimo. pero creo que no hay derecho a "desplazar" a la gente (físicamente, ideológicamente...) hasta abocarla al abismo : mucho de los que están ahora en el exilio no tienen "permiso" para volver a sus casas o a ver a su familia. no creo que sea una simple cuestión de territorio.
gracias por estar aquí, y también por discrepar, es una buena forma de enriquecernos mútuamente.

Neda dijo...

Une flamme minuscule. Un geste immense. Et le monde reste sourd...

Alfonso dijo...

Confieso que se me hace difícil ponerme en la piel de los tibetanos, sentir desde tan lejos su dolor. El mundo es complicado, injusto, lleno de dolor: como lo es para los palestinos y, supongo, para los israelíes; para os kurdos; para los tutsis y hutus, para los albanokosovares. Y nosotros, desde nuestras cómodas butacas, vemos el dolor pasar como una película.. Hay tantas cosas por hacer, que se convierten en na excusa para no hacer nada... En el caso del Tíbet pareciera como si el problema fuese más doloroso, acaso el último remanso espiritual de Oriente... Y, sin embargo, el dolor es demasiado universal...

Besos y gracias

copo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Galmaran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jin dijo...

Neda, le monde reste sourd parce qu'il EST sourd: trop de préoccupations dans tous les azimuths et à toputes les échelles, trop d'intérêts créés. je crois que mon prochain post est une espèce de question-réponse à tout ça.

Alfonso, la douleur est universelle, oui. mais je ne connais pourtant rien d'aussi personnel et impossible à partager... mais la douleur n'est rien par rapport à la souffrance qu'elle provoque en nous.

Rima dijo...

Quelle tristesse que d'assister a la souffrance d'une nouvelle generation au Tibet, exactement la meme que celle de leurs parents et grand-parents. C'est le meme cauchemar partout, et c'est a nous d'y mettre fin, sans avoir besoin d'une autre immolation.