viernes, 12 de septiembre de 2008

septembre

© mgab. / septembre, le pont.



Amaba las golondrinas por encima del mar
y no sabía por qué,
lluvia y viento izaban sus velas, de guerra
en guerra, contaba a las rosas salvajes sus
iras, los horizontes llevaban sus pasos hacia
el olvido, las arenas heridas destruían sus pasos
perdidos.
[Tahar Bekri. Los sueños impacientes]


Il aimait les hirondelles au-dessus de la mer
et il ne savait pas pourquoi,
pluie et vent hissaient ses voiles, de guerre
en guerre, il disait aux roses sauvages ses
colères, les horizons portaient ses pas vers
l'oubli et les sables blessés détruisaient ses pas
perdus.
[Tahar Bekri. Les rêves impatients]


.

8 comentarios:

nan dijo...

le vent a détruit tes pas sur le sable,les bulldozers ont detruit la trace des tours,que le temps ne detruise pas le souvenir de ce jour ; merci de nous aider à continuer à les faire vivre

mia dijo...

La arena,el viento,las rosas...

las guerras,el mar violento,

las penas,las almas bondadosas...

♥♥♥besos♥♥♥

manuel_h dijo...

arenas heridas para destruir pasos perdidos.. qué bellísima imagen

Margot dijo...

Septiembre siempre me pareció un mes de pasos perdidos y tus palabras y luces me lo recuerdan. Jin.

Un beso luminiscente!

isabel dijo...

En septiembre quedan velados los colores vivos del verano,y es como si la vida quedase prendida en las ramas de los árboles, a expensas de la lluvia y del viento...
En septiembre hay que buscar nuevas huellas donde encajar nuestro paso

Un beso, Jin. Me ha gustado mucho tu post. (me encanta la palabra "golondrina", también en francés suena preciosa. :-))

Alfonso dijo...

Y sí, Septiembre también es un mes cruel, con su mano aún cálida pero ya herida de nostalgia...

Lula dijo...

Precioso horizonte enrejado.

Jin dijo...

vuestros comentarios me son preciosos, vitales, y yo no siempre tengo tiempo para contestar aquí a cada uno...
sé que me perdonáis y sabéis que os llevo en este corazón renqueante e irregular —como todos los corazones, tengo entendido— que me lleva o me deja tirada, según. gracias a todos, siempre, compañeros de camino!
/
vos commentaires sont pour moi précieux et vitaux, et je n'ai pas toujours le temps de répondre à chacun de vous...
je sais que vous me pardonnez et vous savez que je vous porte dans mon coeur trébuchant et irrégulier —comme je crois tous les coeurs— qui me porte ou m'abandonne, à son gré.
merci à vous tous, toujours, compagnons de route!