martes, 17 de junio de 2008

de l'or dans les doigts

© mgab. / la vague.



je lis aujourd'hui que ce jazzeur en or vient de disparaître. ces doigts brillants sur le clavier, leur tempo, leur génie et leur joie de vivre font désormais partie du coeur de la mémoire.

je me console en pensant que Esbjörn Svensson est mort en faisant de la plongée sous-marine, entouré de bleu, et non d'une trop classique overdose...


leo hoy que este jazzista de oro acaba de desaparecer. estos dedos brillantes en el teclado, su tempo, su genialidad y su alegría de vivir forman desde ahora parte del corazón de la mémoire.

me consuela saber que Esbjörn Svensson murió practicando buceo, rodeado de azul, y no por una demasiado clásica sobredosis...

.

11 comentarios:

Camille Stein dijo...

había oído ya algo de Esbjörn Svensson Trio y me había encantado...

no sabía de su muerte... como dices, es un consuelo saber que sucedió rodeado de azul

un beso

Juan dijo...

Un día en el Johny nos vimos Arturo y yo y nos reconocimos o creímos reconocernos sin conocernos ni haber sido presentados porque yo era el energúmeno que en Vitoria se había retirado de su caro asiento de abono a la mitad del concierto de Pat Metheny después de haber sufrido la mayor decepción artística de mi vida, no por culpa del ínclito Pat, a quien nunca le he visto ningún valor, no sea el añadido de haber tocado con Ornette. El caso es que los teloneros de Pat que tanto habían gustado a Arturo, y, que como escribe ahora en Tomajazz, le han hecho viajar a lo largo de la geografía española para no perderse ninguno de sus conciertos, eran nada más y nada menos los autores de “EST plays Monk” y “Good Morning Susie Soho” discos que en su día me gustaron mucho. De hecho yo había ido a verles de nuevo a ellos, y no a Pat. Si Arturo lee esto, que sé que no lo va a leer, se enfadaría mucho conmigo porque, aunque sabe que soy un snob y un perfecto idiota, a veces me da la sensación de que la muerte no es ni justa ni es injusta, sino que los hombres nos empeñamos en no ser justos con la muerte y sus pretensiones, sus tiempos, sus motivos, su verdaderas razones de ser y actuar, sea quien sea el último responsable de sus funciones, de su agenda, de sus preferencias, incluso de su capacidad, a veces, de perdonarnos la vida. Los seres humanos somos así, divinos, no creemos en dios pero sabemos más que Mahoma. Y en lo que respecta a la justicia de algunas muertes, entiéndanme, no lo digo porque Death (qué gran personaje de Neil Gaiman) se halla cepillado a Sadam o al Che o a Carrero o a Allende, no, Ala me libre de ello, ninguna muerte es merecida. No, por dios, ahí es donde el ser humano se arroga funciones que no son suyas y saca conclusiones que desconocemos si son acertadas o no, o bien pronuncia la ridícula frase de que la muerte es algo inevitable, y, por ende, injusta. Pero, justa o injusta, si es inevitable, entonces… ¿Por qué nos preocupa tanto? ¿Por qué le damos tanta importancia? ¿Por qué distinguimos entre tipos de muerte? Tal vez, porque, en definitiva, es una gran putada, por que no es que sea algo inevitable, sino, al contrario, es algo que no podemos controlar, algo inesperado, algo que no ocurre cuando nos interesa, ni en la manera que nos interesa: a veces sufrimos y otras…Bueno, yo creo que siempre se sufre dejando de vivir, sobre todo si se es creyente y acaba en el purgatorio y ve a los demás tan felices. Los demás. He ahí de nuevo la gran putada: la muerte deja una imagen del futbolista en decadencia en su decadencia, y del artista en decadencia en su decadencia, obligando a la opinión pública y a la totalidad de los seres humanos, gracias a los nunca despreciables esfuerzos de la prensa, a creer que el artista había dejado de ser lo que era, pobrecito, tan viejo, tan echado a perder, o, por el contrario, e insisto, siempre con el innegable apoyo de los medios, ya que, por otra parte la gente es bastante inculta e incluso sonsa, pobrecito, en la cima de su carrera, qué gran artista, lo tenía todo, y ahora qué... Sí, es una pena que se haya muerto Esbjörn Svensson, es una pena para su familia y sus allegados; pero en lo que a mi respecta es una pena porque nunca podrá rectificar y dar un paso atrás, hacerme olvidar las malos discos producidos recientemente, a conciencia, promovidos con explicaciones absurdas, respetados por algunos por cierto cariño al pasado, pero alabados sin mesura por los mercaderes siempre dispuestos a vender algo nuevo. Es una gran putada Esbjörn, y algo me dice que estás de acuerdo conmigo, que no es que yo sea rencoroso, que más bien soy gilipollas, sino que como cualquier artista que se precie de serlo te estás arrepintiendo de muchas cosas. La muerte no nos pone donde queremos, nos pone donde a ella le da la gana, con el inevitable apoyo de los medios, insito, portavoces irrespetuosos de la muerte, o tal vez, compinches, ayudantes…junto con el mercado, la política,…Bienaventurados los cadáveres anónimos porque de ellos será el reino del silencio, la ausencia del halago y la maledicencia

Jin dijo...

Juan, me has dejado de piedra. dios mío, qué he dicho, qué he hecho? no me esperaba yo armar tal polémica...

sabes, no sabía ni siquiera quién era Svensson hasta hace poco. lo he descubierto por azar, y me ha gustado; y no conozco toda su carrera ni todos los discos de EST porque soy una inculta musical, pero me emocionan ciertas piezas y artistas que voy descubriendo sin saber de dónde salen, y entonces me vuelvo melómana analfabeta pero feliz.
esta mañana he leído de la muerte de Svensson y sin duda de entre todas las noticias es la que más me ha llegado, no me preguntes por qué, pero es una pena morirse a los 44 cuando todavía parece que la vida te puede regalar tantas cosas y tú también a ella... al menos eso parece.
nada más, no es apología, simple nota de impresionismo, de paso, un día cualquiera, cuando tienes el corazón flojo y alguna música te llega más...

en cualquier caso, bienvenido otra vez al ruedo, querido fantasma

nan dijo...

peu importe la vie de quelq'un,il la gère à sa convenance et c'est son droit absolu;mais si ce quelq'un à donné un moment de joie ,de bonheur à une autre personne,alors ,sa vie avait sa raison d'etre et pour ce moment là,qu'il en soit remercié;C'etait juste un peu de soleil parmi les rochers

Lu dijo...

se ahogo'??
No he tendio el gusto de escuchar su música, buscare por ahi.
pero era muy joven no? vi su foto en el periodico...
En cuanto a la reflexion de Juan me ha dejado out.
un beso

Jin dijo...

un peu de soleil parmi les rochers, la sagesse de Nan...

Lú, tienes un trozo de lo suyo en el link que está en el texto (no me digas que aún no habías descubierto los links...), y mucho más en you tube

Trijnie dijo...

very bright and beautiful picture, wish I could read your language so I could understand the meaning of it

ybris dijo...

Sí. Es consolador morir inmerso en el azul.

Besos.

Jin dijo...

mourir dans le Grand Bleu...

Alfonso dijo...

no conocía al Svensson éste, me pierdo en el río de nombres que somos, destinados al olvido, pero el videoclip me ha gustado. Sonso seré...

Frances dijo...

I had not heard this news. Sad loss.