lunes, 17 de mayo de 2010

río Wang




montaña vacía:
no se ve a nadie

sólo se oyen ecos
voces

la luz de la tarde
penetra en el bosque

se ilumina otra vez
el musgo verde


[©Wang Wei. Coto de ciervos. Poemas del río Wang]



.

8 comentarios:

Alfonso dijo...

...

nan dijo...

la riviere du palais d'or....dans cet ecrin de montagnes,vides ? non ; mais où l'on croit deviner une multitude de choses à découvrir et à écouter.
merci pour cette halte

trícia barrachina dijo...

verde musgo que se ilumina, en silencio...
lo huelo, con cierta neblina...
me gusta, me gusta...

Lu dijo...

una luz de esperanza quizas'??

virgi dijo...

"el eco de un eco de un eco del resplandor"

Arturo Maccanti, poeta canario

(Jin, muchos besos)

shichimi dijo...

uno de mis poetas chinos favoritos.
(dicho así
suena un poco pedante, la verdad :)

ybris dijo...

Un poema sugerente como el paisaje descrito antes de que nadie lo contemple.
Se asoma uno a los versos con la virtud del silencio sorprendido.

Besos.

Jin dijo...

qué grande es Wang Wei en su sencillez... menos es mucho más