jueves, 15 de mayo de 2008

la mer

© mgab. les Asturies, 2007.


un homme assassiné en Espagne recouvre la Chine, qui recouvre la Birmanie, qui recouvre le Liban, qui recouvre le Tibet... Darfur est depuis longtemps une horreur oubliée, et la longue saignée de l'Irak, et l'autre mur de la honte, et je viens de lire la route de Mac Carthy...

de temps en temps il faut regarder la mer, simplement regarder la mer...


un hombre asesinado en España cubre la China, que cubre Birmania, que cubre Líbano, que cubre el Tibet... Darfur es desde hace tiempo un horror olvidado, y la larga sangría de Irak, y el otro muro de la vergüenza, y acabo de leer la carretera de Mac Carthy...

de vez en cuando hay que mirar el mar, simplemente mirar el mar...

.

17 comentarios:

Neda dijo...

Je me sens comme ce petit personage tout petit, un grain de sable.En meme temps, je suis envahie par la passion de cette mer mysterieuse et calme. Thank you for reminding us to breathe...I will answer your email today.
Kisses, my sweet friend :)

nan dijo...

Etre cette force qui contre vents et marées continue inlassablement son oeuvre ,mais une force tranquille que rien ne détourne;et si on pouvait etre un peu comme elle? meme si nous ne sommes qu'un petit grain de sable. Un beso

Frances dijo...

Glad to see you here. I was about to comment on your last post to see if everything was okay with you in the virtual silence.
Recent events make me wonder why Man is so cruel to Man when we have enough problems just dealing with Nature and should spend our time helping each other.
Keep well dear one. Sorry to write in English. My French is so rusty.

Margot dijo...

Me temo que sí, mirar sin más para olvidar los horrores. Al menos aquellos que no tienen por costumbre olvidar nada.

Un beso, Jin marea.

Ana dijo...

Que razón tienes Marie, si una pudiera engancharse en la contemplación del mar y fluir con las olas y el mar, ser agua, ser elemento, SER. Besos. Ana.

Jin dijo...

Neda, ce post et ce commentaire ont beaucoup à voir avec le dernier post dans ton blog (la passion de cette mer, toujours différente à ce que nous voyons d'elle, toujours un peu tumultueuse, passionnée, recommençante, résiliente... toi aussi tu nous amènes souvent à respirer, à respirer d'une autre façon, my far and so near friend...

Nan, au fond je crois que nous sommes tous un peu comme la mer, refaisant sans cesse le même pas, le même geste de vivre, mais en lui ajoutant une nuance, même infime et presque invisible. comme elle, nous sommes "condamnés" à avancer. avec d'autant plus de mérite, étant un tout petit grain de sable! merci d'être là, fidèlissime! smack!

Frances, so glad for your concern and presence, always. I am okay, actually, but my schedule was absolutely overflowed those last days: entire overbooking of works! I'm totally agreed with you: what a pity that Man is not more attentive to Man...
I don't know if you get understand me! a lot of thanks.

Margot, no sé si para olvidar los horrores, o simplemente coger otra vez fuerzas y quietud para seguir luchando, que es lo nuestro... pero tal sucesión de catástrofes verdaderamente agota. besín mareado!

eso, eso, Ana! seguir fluyendo, como ella, a pesar de los cantos menos rodados, esos que hieren y te quieren detener. gracias, poeta, por tu paso por esta playa...

Gwynette dijo...

El texto es de "La Carretera" de Mac Carthy o es tuyo?, -a veces soy un poco torpe- y si, regarder la mer, siempre renovada e infinita, que paz!..:-)

Besitos

Jin dijo...

ojalá escribiera yo como Mac Carthy!... no, el texto es mío, y hablo de "la carretera" porque es la aguda y extraordinaria constatación de un desastre y me ha dejado un poso muy profundo.

regardons la mer, Gwynnette...

Eva dijo...

Mirar el mar parece un buen antídoto para guarecerse del horror cotidiano, que lamentablemente está en todas partes, a veces tan lejano, otras tan cercano.

Un beso.

Arya dijo...

de vez en cuando hay que mirarnos..
creo yo..
simplemente mirarnos!

Alfonso dijo...

y si el mar está lejano...? tal vez sea ese otro mar que llevamos dentro, ese mar que es calma y tempestad, en el que nos ahogamos y al que, paradójicamente, ta poco conocemos...

La carretera... qué libro tan extraño y, en cierto modo, remotamente acaso, hermoso...

shichimi dijo...

siempre que leo a McCarthy tengo la sensación de un peligro inminente, es inquietante.

Lula May dijo...

Te adoro, Jin, creo habértelo dicho en alguna otra ocasión pero te lo recuerdo por si acaso.
Todo un placer,
Lula.

ybris dijo...

Mirar al mar. ¡Quién pudiera!
A veces se mete la sangre en los ojos.
Y, sin embargo, la vida, aun herida, sigue.

Besos.

Lu dijo...

el mar es uno de los pocos remansos de paz que nos quedan, a no ser que estes viendo el mar en canarias y te llegue algun pobre infeliz muerto en el cruce desde africa, mar donde dejo sus sueños también.
la realidad, esa puta realidad..
en fin...

Jin dijo...

como dice Lú aquí encima, sí, el mar también es a veces portador de desgracia (otro horror casi cotidiano el de las pateras) y lo peor es, como en el libro de Mac Carthy, cuando ese mismo mar está devastado, apagado, muerto (inquietante, Shichimi).
pero mejor hablemos del mar interior (sí, Alfonso), el que tenemos todos tan adentro que nadie nos lo puede ensuciar, el amnios primigenio. por eso sin duda la contemplación del mar físico siempre nos nutre y nos reconforta (Eva).
y si el mar estuviera en tus ojos, Arya? seguro! gracias por dejar otra huella en esta arena...
Lula, no sé si ponerme roja, verde o color ciruela.: qué difícil me lo pones! admiración mutua, ya lo sabes...
creo que la vida sin heridas no sería exactamente la vida, Ybris, aunque se haga a veces tan dura...

Soboro dijo...

Mirar el mar es buscar la evasión de los horrores mundanos.
Encantada de conocer tu bilingüe blog.