lunes, 14 de enero de 2008

la paresse

©mgab. / du livre rouge et bleu.


des jours où on a envie d'être simplement paresseuse...

esos días en que sólo apetece la pereza...

.

15 comentarios:

JUAN dijo...

No soy perezoso, pero hay cosas que me dan mucha pereza. Quienes me rodean tienden a creer que soy una persona activa, o que soy un perezoso, todo depende de la relación que tengan conmigo. Algunos conocidos, al saberme inquieto, jamás me considerarían perezoso. Otros, que aparentemente me conocen más, opinan que todo lo dejo para mañana, que sí soy muy perezoso ya que, como dice el diccionario actúo con “negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados”. Yo adoro, venero la pereza, me gustaría ser un perezoso profesional, no que las cosas me dieran pereza sino tener derecho a “demorarme” como dicen algunos latinos y hacer lo que quiero cuando quiero sin que esto tenga consecuencias negativas para los demás. Pero para conseguir eso necesitaría, para empezar, un cambio de carácter, muchos tranquilizantes, una lobotomía. Puede que viéndome idiota quienes a menudo me exigen actúe, quienes me dicen que estoy tirando la vida por la ventana, me crean un inutil y me dejen en paz. Puede que, solo así, como demuestran la fotos de Cartier – Bresson en la tranquilidad de una vejez sin grandes obligaciones veje se consiga ser un nonagenario como Balthus.

Alfonso dijo...

Preferiría no hacerlo...

Fdo: Bartleby y Cía.

Lukre dijo...

pues si, y hoy mas
dos tazas de cafeina y ni con eso se me sale la sensación de modorra que tengo...
yo si soy perezosa...
besos

Neda dijo...

As I said in my response to your lovely comment on my blog, there is a lot of merit to stop and contemplate the universe. Can you teach me?

Another thing we have in common: les petits journeaux :)

manuel_h dijo...

la pereza, cuando se junta con la tranquilidad, no se puede despreciar.

Carmen dijo...

cuando se puede, no hay nada mejor que darle tregua :))

pero no por mucho tiempo,
es mejor cuando el cuerpo nos pide jaleo.

Un besazo Jin

Alfonso dijo...

pero la pereza no es lo mismo que la actitud contemplativa ¿no? Neda: paresse et vie contemplative ne sont pas trés bonnes amies, je pense, malgré tout...

Eva dijo...

Lo peor es cuando una pereza normal y corriente se transforma en desidia compulsiva. Yo tengo períodos en los que ni me levantaría. Por cierto, que la imagen transmite perfectamente esa sensación.

Un beso.

Gwynette dijo...

De vez en cuando me recompenso con la pereza, y me digo: que bien estoy echada en el sofá leyendo o ninguneando al día... pero no se que vuñú acaba pasando que no puedo estarme quieta demasiado tiempo..y eso que tengo apariencia tranquila, but no...:-)

Besios de alcachofa

womann in glass dijo...

little dummys and handmade books to fill. I did it for a long time once. It has such a beautiful intimacy

Lukre dijo...

epa que foto en el profile.. me encanta...
buen finde

Jin dijo...

haciendo honor a la pereza, no he contestado a nadie, pero os he escuchado a todos! gracias por vuestra cálida compañía...
voy a intentar ver si el cuerpo me pide un poco de "jaleo"!

pour honorer la paresse, je n'ai en fait répondu à personne, mais j'ai écouté tout le monde! merci pour votre chaleureuse compagnie...
je vais voir si je me secoue un peu!

ybris dijo...

La pereza seguramente no existe. Justamente porque el descuido que implica siempre se refiere a una cosa a la que estamos obligados en conciencia: a detenernos a mirar.
Me encanta mirar por la ventana y dejar volar la imaginación. Resulta difícil de explicar la densidad de esa aparente inactividad a quien te considera perezoso por hacerlo.

Un beso.

Margot dijo...

La pereza es un vicio que nunca me pareció tal... una virtud más que sentarse a contemplar.

Un saludo.

MBI dijo...

No es pereza, es lo que decía Kant: "ante el sentimiento del deber enmudecen las más rebeldes pasiones" y nos agotan...